Saltar al contenido

Termos eléctricos

Los termos eléctricos son una de las mejores formas para poder conseguir agua caliente en el hogar de manera instantánea y cuando puedas necesitarla. Los termos eléctricos pueden encontrarse en multitud de hogares, y su uso e instalación no deja de extenderse por todo el mundo.

termos electricos precios

Las magníficas prestaciones que son capaces de brindar los termos eléctricos han conseguido posicionar este tipo de sistemas como uno de los más utilizados en los hogares, negocios como los de estos cerrajeros de Arroyomolinos, para poder disfrutar de agua caliente sanitaria en todo momento. ¿Quieres conocer más sobre los termos eléctricos? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un termo eléctrico y para qué sirve?

Un termo eléctrico es un aparato que tiene la función de calentar cierta cantidad de agua fría (en función de la capacidad que tenga cada termo) debido a la resistencia interior que posee y almacenarla en un gran contenedor o depósito que gracias a sus materiales de fabricación consigue mantenerla caliente durante horas.

En el momento en el que la temperatura alcanza la temperatura deseada, la resistencia del termo se apaga, manteniendo el agua caliente. El agua caliente que consiguen generar los termos eléctricos es válida para poder ducharse/bañarse, lavarse cara/manos, cocinar, lavar la ropa, lavar enseres de la cocina y muchas otras tareas más.

termo electrico barato

Ventajas de utilizar termos eléctricos

La aparición de los termos eléctricos en el mercado supuso una gran revolución gracias a las muchas ventajas que son capaces de ofrecer en comparación a otros sistemas que se pueden encontrar en el mercado. Las ventajas más reseñables son las siguientes:

  • Ahorro en la instalación de gas: Como bien indica su propio nombre, los termos eléctricos funcionan meramente siendo enchufados a la corriente eléctrica, por que lo que evitarás y ahorrarás una buena suma de dinero en la instalación de gas.
  • Mayor seguridad y tranquilidad: Como son sistemas para calentar el agua que no funcionan con gases de ningún tipo, ello aporta una mayor seguridad y tranquilidad dentro del hogar, evitando riesgos innecesarios, así como quedarte sin agua caliente a mitad de la ducha o cualquier otra tarea.
  • Disfrute de agua caliente a una temperatura constante: Otro de los puntos fuertes que es capaz de ofrecer un termo eléctrico es que permite que los consumidores puedan disfrutar de agua caliente a temperatura constante en todo momento.
  • La capacidad de su depósito suele ser elevada: Los tanques o depósitos de agua de los termos eléctricos suelen tener una capacidad más que suficiente para poder realizar todas las tareas necesarias en el hogar, así como de higiene personal, sin quedarse sin agua caliente.
  • Larga durabilidad en el tiempo: Por fortuna, los termos eléctricos son fabricados con materiales capaces de soportar durante muchos años en un hogar funcionando a pleno rendimiento y dando lo mejor de si mismos. Es decir, este tipo de aparatos estarán en tu hogar durante mucho tiempo antes de que comiencen a dar problemas o surgir averías.

Tipos de termos eléctricos

Se pueden encontrar diferentes tipos de termos eléctricos a elegir, aunque normalmente suelen diferenciarse dos modelos diferentes:

  • Termos eléctricos horizontales: Los termos eléctricos horizontales son relativamente recientes en el mercado, por lo que todavía no son demasiado fáciles de ver. Por el momento, son más costosos que los modelos verticales. En cuanto a estética e instalación son mucho más interesantes que los modelos verticales.
  • Termos eléctricos verticales: Suelen ser más comunes de encontrar en el hogares que los modelos horizontales. En este tipo de termos, el agua se vuelve menos densa según se va calentando, generando un desplazamiento hacia arriba del líquido que ya se ha calentado. Son más económicos y sencillos de encontrar.

¿Cómo funcionan los calentadores eléctricos?

Los termos eléctricos funcionan por lo que se conoce como acumulación de agua. Es decir, la resistencia interior que posee el termo calienta el agua fría que entra en el mismo y ayuda a mantenerla caliente durante un tiempo hasta ser utilizada.

Al contar con depósitos de capacidad limitada, hay que señalar que en el caso de quedarte sin agua caliente deberás esperar un tiempo a que el termo vuelva a calentar más agua. Puede llegar a necesitar un total de 2-4 horas para poder calentar el agua.

termo electrico precio

¿Qué debo tener en cuenta para comprar un calentador de agua?

Lo más importante a tener en cuenta a la hora de comprar un termo eléctrico es la capacidad del mismo, ya no es lo mismo tener que proporcionar agua caliente en un hogar con tan solo una persona que en un hogar donde residen 5 personas. Para elegir un calentador de agua deberás tener en cuenta los siguiente en cerrajeros Leganes ya eligieron el suyo:

  • Capacidad de 30-40 litros: Estos termos proporcionan una cantidad de agua caliente ideal para hogares donde reside una sola persona, ya que se considera que una persona suele consumir unos 30 litros de agua caliente al día, por lo que la cantidad será más que suficiente.
  • Capacidad de 60 litros: En aquellos hogares donde residan dos personas se recomienda que el termo tenga un mínimo de 60 litros de capacidad para evitar quedarse corto con el agua caliente y tener que esperar a que el termo caliente más agua.
  • Capacidad de 100 litros: En hogares que cuenten con tres miembros es necesario contar con termos eléctricos con capacidades iguales o superiores a los 100 litros de capacidad para que todos disfruten de agua caliente en el hogar.
  • Capacidad de 150 litros: Son perfectos para hogares donde habiten 4-5 personas, ya que su capacidad es más que suficiente para poder ofrecer agua caliente a todos los miembros sin que nadie se quede sin agua.

A mayor número de miembros en el hogar, mayor deberá ser la capacidad de la que disponga el termo eléctrico. En cerrajeros Getafe son expertos en instalación de termos eléctricos al igual que en cerrajeros Leganés.

¿Porque comprar un termo eléctrico?

Los termos eléctricos han demostrado ser de una gran utilidad, ya que además de facilitar el acceso a agua caliente sanitaria en los hogares, también ofrecen una mayor seguridad que aquellos sistemas que funcionan con gas, ya que se evitan riesgos o peligros de explosión así como de quedarse sin agua caliente en el momento más inesperado.

Además, a diferencia de otros sistemas, es capaz de mantener una temperatura del agua constante. Tampoco necesitan de caudal mínimo para poder funcionar adecuadamente. No hay que olvidar que permiten poder disfrutar de agua caliente de manera inmediata tras abrir el grifo. Todo son ventajas y beneficios.